La inversión planteada se enmarca en el concepto de “Inversión de Impacto”:

Como inversión es segura, es decir de muy bajo riesgo, de largo plazo permitiendo un buen retorno para el inversor y con un alto retorno en el mundo de la inversión no especulativa (8,5% anual).

Pero además de obtener su beneficio, el inversor favorece un impacto socio-económico muy importante en la región en la que invierte. Forma parte de un Programa de Desarrollo Regional con Integración Social, que logra sacar de la pobreza a las familias, de por vida.