En el Oasis Doña ISabel se procesa la cosecha de forma parcial. Inicialmente, vendiendo la almendra limpia y seca. En breve plazo se añadirá una planta para el proceso de  “fermentación” de las almendras de cacao en origen, que es de gran importancia para la calidad del cacao y consecuente repercusión económica en la venta, ya que mejora mucho la calidad del grano y del producto final, o sea el chocolate y derivados. También se añadirán otros procesos mediante nuevas inversiones, como la fabricación de alcoholes y abonos orgánicos con los residuos de la mazorca de cacao, para mejorar al máximo la rentabilidad y también la huella de carbono de la producción. El resto del proceso, principalmente el tueste, es hecho por los compradores finales. Justamente la idea del Oasis como “Polo de Desarrollo” es seguir procesando el producto final y sus residuos intermedios para obtener la mayor calidad y rentabilidad y, al mismo tiempo, el menor impacto ambiental del cultivo.