La operación se pacta en dinero corriente, el pago de los intereses se hace en la moneda Dólar USA al valor actual de cada año, como la inmensa mayor parte de las inversiones. No hay ajuste de moneda, ni corresponde seguro de cambio al no devolverse la cantidad invertida a los 25 años, como se ha expuesto arriba. La compañía que paga el interés corre el riesgo de cambio del Dólar frente al peso Dominicano, al tener que cambiar esta moneda a USD cada año para pagar los intereses a los terceros, durante los 25 años pactados.